lunes, 12 de agosto de 2013

Kuala Lumpur

Os voy a ser sincero: Kuala Lumpur no nos gustó mucho. Es básicamente 5 o 6 centros comerciales enormes y pijísimos rodeados de casas muy deprimidas.

Afortunadamente compensamos que la ciudad no era muy bonita con un hotel de lujo (con vistas a las famosas torres Petronas).



Al llegar al hotel nos encontramos que nos habían preparado la habitación con "Extras de recién casados". Estos pastelitos tan monos, y pétalos de rosa en el cuarto de baño.



Parque infantil a pleno rendimiento (hora de la siesta)


Al igual que en Singapur, en Kuala Lumpur hay "Mercados de comida". Por ser una ciudad musulmana en ramadán, la mayoría de los puestos de éste estaban cerrados.


Hay una tienda de camisetas de super héroes en uno de los centros comerciales. Pero son carísimas (50 euros la camiseta). En Kuala Lumpur llevar una camiseta de supermán es símbolo de estatus social.
Una lástima.


Uno de los templos hinduistas de la ciudad está en unas cuevas. Tiene varias estatuas gigantes delante de sus escaleras de acceso. Aquí tenéis una.



Y aquí la otra. También se pueden ver las escaleras para subir a las cuevas, y si os fijáis bien, algunos monetes (al fondo, detrás de Olga). Las cuevas en sí no eran muy bonitas y no estaban bien conservadas.


Por la noche, en lugar de salir a cenar por ahí, compramos cosas para cenar en un supermercado e hicimos un pic-nic en nuestra habitación del hotel, disfrutando de las vistas ¡Todo un acierto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario